Inicio > Álvaro Matud > La música electoral se pone de moda en la red

La música electoral se pone de moda en la red

Durante la campaña americana de 2008, Will i Am, el cantante del grupo The Black Eyed Peas, compuso una canción con la letra del discurso que  Barack Obama pronunció en las primarias demócratas de New Hampshire, en el que lanzó su conocido slogan “Yes we can”. Pidió a numerosos cantantes, actores y actrices, entre las que destacaba Scarlett Johanson, que la contaran en un videoclip que lanzó en Internet. El impacto fue masivo y recibió millones de visitas. Lógicamente, la campaña de Obama recibió el regalo con gran alegría y lo adoptó para su campaña. Fue un ejemplode customización de la campaña, unido a la viralización del video a través de Internet.

Salvando las distancias, en la actual campaña ha surgido un fenómeno similar. Un grupo alicantino, Sin Pauxa, compuso una canción titulada “Alfredo no te creo” y unas chicas grabaron un videoclip casero titulado “Hastasdelpsoe”.

La canción llegó a oidos del diputado popular Nacho Uriarte que vio las posibilidades para la campaña haciendo pequeños cambios. El resultado fue la adopción de la canción en la campaña, oyéndose en los minutos previos de los mítines del PP y triunfando a través de Twitter con el Hashtag #alfredonotecreo.

No es la primera vez que la música se convierte en elemento de marketing político en España. En la campaña de 2008, un grupo de artistas simpatizantes de Zapatero como Miguel Bosé, Ana Belén, Víctor Manuel, etc, grabaron un videoclip de una canción compuesta para la campaña, titulada “Defender la alegría”. Su impacto fue notorio pero poco duradero. Quizá porque había salido de la propia campaña oficial. También en esa misma campaña, un cantante colombiano grabó un ballenato (género musical típico de Colombia) apoyando la campaña de Mariano Rajoy. Su originalidad y exotismo hicieron que tuviera bastante difusión por las redes sociales. En esta campaña, el cantante colombiano Gerges Armando, ha vuelto a lanzar otro ballenato titulado “Rajoy Presidente”, con menos impacto, quizá por no ser la primera vez.

En cualquier caso, la música es y será un gran elemento de marketing político. Reúne los componentes racional (la letra), emocional (la música) y la memoria (el estribillo) necesario para un mensaje político. Uno de los mejores ejemplos es la canción tipo raeggeton, compuesta por la campaña de Sebastián Piñera en las elecciones de 2010 en Chile, que tenía el mismo slogan que actualmente el Partido Popular: Súmate al cambio.

Anuncios
Categorías:Álvaro Matud
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: